Comenten o Mueran, malditos consumidores...

martes, 25 de noviembre de 2008

Caos


El control de hoy es la explosión del mañana, cuando la vida vuelva a crecer libre y descontroladamente, desgastando y demoliendo las instituciones del pasado, hasta que lo único que quede de esta civilización sean rumores y vasos de telgopor.

Anarcoprimitivismo

viernes, 14 de noviembre de 2008

Terrorismo poético

BAILES INVEROSIMILES EN CAJEROS automáticos nocturnos. Despliegues pirotécnicos
ilegales. Land art, obras terrestres como extraños artefactos alienígenas desperdigados por los
Parques Naturales. Allana moradas pero en vez de robar, deja objetos Poético-Terroristas.
Secuestra a alguien y hazlos felices. Elige a alguien al azar y convéncele de ser el heredero de
una inmensa, inútil y asombrosa fortuna -digamos 5000 hectáreas de Antártida, o un viejo elefante
de circo, o un orfanato en Bombay, o una colección de manuscritos alquímicos. Al final terminará
por darse cuenta de que por unos momentos ha creído en algo extraordinario, y se verá quizás
conducido a buscar como resultado una forma más intensa de existencia.

Instala placas conmemorativas de latón en lugares (públicos o privados) en los que has
experimentado una revelación o has tenido una experiencia sexual particularmente gratificante,
etc.
Ve desnudo como un signo.
Convoca una huelga en tu escuela o lugar de trabajo sobre las bases de que no satisfacen tus
necesidades de indolencia y belleza espiritual.
El arte del graffiti prestó cierta gracia a los laidos subterráneos del metro y a los rígidos
monumentos públicos; el TP también puede ser creado para lugares públicos: poemas
garabateados en los lavabos del juzgado, pequeños fetiches abandonados en parques y
restaurantes, arte en fotocopias bajo el limpiaparabrisas de los coches aparcados, Consignas en
Letras Grandes pegadas por las paredes de los patios de recreo, cartas anónimas enviadas a
destinatarios conocidos o al azar (fraude postal), retransmisiones piratas de radio, cemento
fresco...
La reacción o el choque estético provocados por el TP en la audiencia han de ser al menos tan
intensos como la agitación propia del terror -asco penetrante, excitación sexual, asombro
supersticioso, angustia dadaesca, una ruptura intuitiva repentina- no importa si el TP va dirigido a
una sola o a muchas personas, no importa si va "firmado" o es anónimo, si no transforma la vida
de alguien (aparte de la del artista) es que no funciona.
El TP es un acto en un Teatro de la Crueldad que no tiene ni escenario, ni filas de asientos, ni
localidades, ni paredes. Con objeto de que funcione en absoluto, el TP debe desvincularse
categóricamente de toda estructura convencional del consumo de arte (galerías, publicaciones,
media). Incluso las tácticas de guerrilla Situacionistas de teatro callejero resultan ya demasiado
conocidas y previsibles.
Una seducción exquisita -conducida no sólo por la causa de la mutua satisfacción sino también
como acto consciente en una vida deliberadamente bella- puede ser el TP definitivo. El terrorista P
se comporta como un estafador cuyo objetivo no es el dinero sino el CAMBIO4.
No hagas TP para otros artistas, hazlo para gente que no repare (al menos por un momento) en
que lo que has hecho es arte. Evita las categorías artísticas reconocibles, evita la política, no te
quedes a discutir, no seas sentimental; se implacable, arriésgate, practica el vandalismo sólo en lo
que debe ser desfigurado, haz algo que los niños puedan recordar toda la vida -pero no seas
espontáneo a menos que la Musa del TP te posea-.
Vístete. Deja un nombre falso. Se legendario. El mejor TP está contra la ley, pero que no te pillen.
Arte como crimen; crimen como arte.


Hakim Bey- Caos

jueves, 13 de noviembre de 2008

...

[...]Deseaba respirar humo. Los pájaros y los ciervos son un lujo estúpido; todos los peces deberían flotar muertos. Deseaba incendiar el Louvre; volver a esculpir las esculturas de Fidias del Partenón con una almádena y lim­piarme el culo con la Mona Lisa. Así es mi mundo hoy en día. Mi mundo, el mío, y todos los antepasados están muertos. Fue aquella mañana, durante el desayuno, cuando Tyler inventó el Proyecto Estragos. Queríamos arrasar la historia y liberar al mundo de ella.Mientras desayunábamos en la casa de Paper Street, Tyler me dijo que me imaginara plantando rábanos y pa­tatas sobre el césped del hoyo decimoquinto de un cam­po de golf abandonado. Cazarás alces en los bosques húmedos del cañón cercano a las ruinas del Rockefeller Center y encontra­rás almejas enterradas junto a los cuarenta y cinco gra­dos de inclinación de la Aguja Espacial.Pintaremos en los rascacielos gigantescas caras totémicas y amuletos antropomórficos con rostros de duendes, y todas las noches, lo que haya quedado de la humanidad se refu­giará en los zoos vacíos y se encerrará en las jaulas para protegerse de los osos, pumas y lobos que se pasean de noche mientras les vigilan por entre los barrotes.—El reciclado y los límites de velocidad son una chorrada —dijo Tyler—. Es como dejar de fumar en el lecho de muerte. [...]

[...]Igual que el club de lucha hace con oficinistas y le­guleyos, el Proyecto Estragos destruirá la civilización para que podamos hacer de la Tierra un mundo mejor.—Imagínate —dijo Tyler— cazando alces junto a los escaparates de unos grandes almacenes en cuyos pa­sillos malolientes se pudren en las perchas vestidos y fracs. Llevarás vestiduras de cuero que te durarán toda la vida y escalarás la Sears Tower por enredaderas tan gruesas como tu muñeca. Escalarás la bóveda de un bos­que uliginoso donde la atmósfera estará tan limpia que verás figuras diminutas majando maíz y poniendo a se­car tiras de carne de venado bajo el sol de agosto en el área de descanso de una autopista abandonada.Aquél era el objetivo del Proyecto Estragos, dijo Tyler: la destrucción completa e inmediata de la civili­zación.[...]

Chuck Palahniuk - Fight Club

...

Entropía

Etimología: Del griego ντροπία, "girar".

1 En Física
Magnitud fisica que identifica la cantidad de desorden dentro de un sistema físico. Magnitud termodinámica que mide la cantidad de energía de un sistema físico que no puede utilizarse para realizar trabajo mecánico.
2 En Teoría de la Información
Medida de la cantidad de información y ruido presente en una señal.
3
La tendencia de los sistemas aislados que con el paso del tiempo se vuelven caóticos.
4
En la administración se llama entropía a la tendencia del caos; o en otras palabras "al desorden", en una organización la entropía se genera principalmente por las relaciones informales dentro de ésta.

Juegos insurrectos, espectáculo y capital

" En Paris, 1848, la revolución fue una fiestasin un principio ni un final"
Bakunin

Muchas cosas han pasado desde la época de las revoluciones de masas. El capital ha cambiado de forma, estableciendo el espectáculo como medio absoluto y único de relaciones interpersonales. El concepto de clase prácticamente ha desaparecido en el mal llamado “primer mundo”. Nos encontramos aislados por las limitaciones que el poder ha establecido en nuestra cabeza durante miles de años, por una especialización estudiada por economistas para separarnos a unos de otros y por unas necesidades impuestas que nos mantienen atados a un trabajo gris y absurdo.
Atrás quedo también el tiempo de lo sindicatos y organizaciones “revolucionarias”. Es la hora del gran hermano. Cualquier organización visible que abogue por el cambio social radical sera destruida. Lo mismo ocurre con el modelo de banda armada tradicionalmente utilizado por organizaciones políticas de izquierda. Ahora cada individuo debe tomar las riendas de su vida, encontrar iguales entre la masa y dar comienzo a los juegos. Generandose así pequeños grupos de afinidad con un alto grado de seguridad, con los mismos objetivos y una gran confianza mutua.
Cualquier intento de crear un “mundo alternativo” dentro dentro del espacio/tiempo actual y que este florezca es imposible. Quizá algunos consigan salir del espectáculo capitalista (hasta cierto punto), pero esta concienciación jamas sera a nivel general. El poder tiene muchos brazos para que esto no ocurra, como pueden ser la represión o los medios de comunicación, y el espectáculo domina las relaciones sociales. La única salida que nos queda es la creación de un juego lo suficientemente grande que logre destruir el poder, y esto es posible aquí y ahora.
El primer paso para hacer esta lucha efectiva seria plantear las cosas realmente “en serio”. Dejemonos de “estereotipos revolucionarios”, de trampas impuestas por el capital para acabar con cualquier respuesta. No podemos encasillarnos en ciertas actitudes políticas y/o esteticas que nos encierren en un guetto. En el mundo de lo previsible debemos ser imprevisibles.
La nuestra es una batalla titánica pero puede ser ganada, que el capital no consiga convertirnos en conformistas, que no suprima nuestra creatividad. Un grupo pequeño de compinches puede poner patas arriba una ciudad, devolverle la magia al hecho de vivir. ¡el juego es arriesgado por eso es divertido! No queremos una vida gris y aburrida, el único placer que nos queda es el de volar todo por los aires.
Habría que tener claro que no vamos a liderar una supuesta “revolución” en la que una mayoría llegado algún punto “asalte el palacio de invierno” y el reino de la felicidad se cierna sobre la tierra. La nuestra es un enfrentamiento contra el poder, por su erradicación. No podemos actuar como lideres de masas esperando que la “gente” se adhieran a nuestra causa. Cada uno de nuestros actos debe ser dirigido a la destrucción del capital, a la producción de nuestro propio placer y a la creacion de arte, arte verdadero, no el que puebla esos espacios muertos llamados museos, algo que realmente agite las mentes de los “espectadores” consiguiendo que dejen de serlo, y es que el juego es mucho mas divertido si otra gente participa.
Las mejores situaciones para actuar, en las que se pueda esperar que se generen juegos realmente grandes, son en las que existe un conflicto social latente, ¡seamos el grano de arena que desborde el vaso! Pero ¡cuidado! no caigamos en el dialogo con el poder. Nosotros actuamos no hablamos. Atacamos al capital, mostramos que es posible y nos divertimos haciéndolo. Ya hemos tenido suficientes ejemplos de luchas que han acabado convertidas en mercancía para el capital.
Actualmente existe mucha teoría y poca practica en los ámbitos “revolucionarios”. Se ha ido creando un pseudo-lenguaje subversivo que incluso es difícil de entender para la mayoría y solo nos lleva a “pajas mentales”. La teoría únicamente debería servir para saber como enfrentarnos mejor a esta sociedad. La mejor forma de ver si algo funciona es haciéndolo. Superemos la barrera de teoría/practica, ¡que todo sea uno!...


Preparados, listos ....¡ Que empiecen los juegos insurrectos!

Manifiesto entropista

El lavado mental existe, el engaño está presente, la masa es llevada por las narices. Todo funciona de acuerdo con el plan de los que nos engañan, de los que nos usan. Todo es una gran obra de teatro destinada a mantener el consenso, todo es un gran lavado de mente.

Todas las revoluciones hasta ahora fueron planificadas por quienes no desean una revolución real. Ellos no controlan a la gente, ellos crean las condiciones sociales, las revoluciones ocurren solas.
Fueron revoluciones falsas.
Fueron revoluciones planificadas.
Fueron revoluciones controladas, revoluciones cronometradas y fueron revoluciones ejemplificadoras. Fueron revoluciones creadas como todas las guerras, para saciar la sed de revolución, para saciar la sed de caos, para entretenernos, para vender armas, para justificar dictaduras y para resignarnos y mostrarnos que las revoluciones no funcionan. La única razón por la que el sistema funciona, la única razón por la que las revoluciones fallan, es porque ellos ya conocen el factor caos, ya saben que no todos están contentos, ya saben que integrarlos es sembrar un virus que podría crecer hasta terminar con todo el sistema. Entonces ¿Qué hacen? no lo integran, lo dejan explotar, y canalizan toda esa energía a su favor.
Las revoluciones del siglo XX no fueron el virus que debió haber terminado con el sistema, fueron la vacuna, la forma débil o muerta del virus.

Pero nosotros conocemos el juego tan bien como ellos y vamos a volvérselo en su contra. Vamos a introducir el caos en sus planes.
Vamos a iniciar la revolución cuando sea más inoportuno, cuando las condiciones sociales no estén planteadas (no vamos a aprovechar las condiciones planteadas porque sabemos quienes las plantearon) Esa es nuestra ventaja, somos impredecibles.
En la batalla el primero en morir es el que corre en línea recta. Nosotros bailaremos entre las balas, correremos hacia atrás solo para confundirlos, solo porque es divertido. Y soplaremos en las grietas de su bunker hasta que la erosión derrumbe el edificio con ellos dentro.
No es política, es diversión, es un juego. Nuestro objetivo no es una utopía. Nuestro objetivo, nuestra utopía es la lucha misma, por eso no podemos fallar.

Nosotros no somos el virus que ellos conocen, no nos esperan. No somos aquello para lo que están preparados. Somos el cáncer de su propio tejido creciendo descontroladamente, caóticamente, sin plan, sin objetivo, solo destruir al sistema mismo.
Vamos a destruir esto y ver la vida creciendo y desarrollándose en el cadáver de este sistema.


Mr I